1.800.221.5175
Catechetical Programs
Christ In Us Grades K–6
Parish
School
Bilingual
We Believe, Catholic Identity Grades K–6
Parish
School
Bilingual
We Live Our Faith, Catholic Identity Grades 7–8
English
Bilingual
One Faith, One Lord Grades 7–Adult
English
Bilingual
Our Catholic Faith Grades 4–6
English
Bilingual
God’s Own Making
Grades 4-8
Discovering God
Ages 3–5
Between You and Your Child
English
Spanish
Catechetical Bilingual
Cristo en nosotros
Cursos 1–6
Creemos Identidad católica
Cursos K–6
Vivimos nuestra fe
Cursos 7–8
Nuestra fe católica
Cursos 4–6
Una sola fe, un solo Señor
Cursos 7–Adulto
Entre usted y sus hijos
Cursos K–8
Sacraments Programs
Believe • Celebrate • Live | Bilingual Edition Ages 7–15
Reconciliation Primary
Eucharist Primary
Reconciliation & Eucharist Intermediate
Confirmation Restored Order
Confirmation
We Believe and Celebrate
Baptism
Spanish Edition
Prayer Books
My Reconciliation and Prayer Book, Ages 7–9
Mi Reconciliación y libro de oración, Edades 7–9
My Mass Book, Ages 7–9
Mi libro de la Misa, Edades 7–9
We Believe and Pray, Grades 4–6
We Gather in Prayer Kit
Grades K–Adult
Sacraments Bilingual
Creer • Celebrar • Vivir Edades 7–15
Reconciliación Primaria
Eucaristía Primaria
Reconciliación y Eucaristía Intermedio
Confirmación Restauración del orden sacramental
Confirmación
Creemos y celebramos
Bautismo
Libros de oración
Mi Reconciliación y libro de oración, Edades 7–9
Mi libro de la Misa, Edades 7–9
Lifelong Learning
Bible Resources
The Compass Bible for Catholic Teens
My Big Book of Catholic Bible Stories
YOUCAT: Youth Catechism of the Catholic Church
YOUCAT: Catecismo Joven de la Iglesia Católica
YOUCAT: The Youth Prayer Book
La Biblia católica para jóvenes
Adult Resources
Everything About Parish Ministry I Wish I Had Known
Becoming a Parish of Mercy
The Wounded Body of Christ
Missionary Discipleship
Catechism
Directory for Catechesis (New Edition)
Directory for Catechesis (Spanish New Edition)
The NEW Directory for Catechesis—Highlights and Summaries
Catechism of the Catholic Church 2nd Edition
United States Catholic Catechism for Adults
General Directory for Catechesis
National Directory for Catechesis
SR_Blog_Hero_Spa_Glass_1920x200

Septiembre 19, 2016 Creemos Temas Santos, Creemos Temporada Festividades y Dias santos, SP Catequesis - K-6, SP Recursos - Actividades, SP Temporadas - Festividades y feriados, SP Temas - Santos

Celebre la Festividad de san Francisco de Asís

El 4 de octubre, la Iglesia Católica celebra la Fiesta de San Francisco de Asís. Celebre la Festividad de San Francisco de Asís, el 4 de octubre con un recurso primario imprimible. En esta actividad los estudiantes redactarán un poema o una canción alabando a Dios por la creación de cosas favoritas en la naturaleza.

celebre-la-festividad-de-san-francis-de-asis

San Francisco de Asís

San Francisco creció como hijo de un rico comerciante de telas y su esposa en la ciudad de Asís, en las colinas italianas. Francisco amaba la vida y tenía muchos amigos. Su padre y su madre estaban orgullosos de tener un hijo querido por todos. Se aseguraban de que él tuviera todo lo que quería.

Sin embargo, para Francisco, esto no era suficiente. Él quería dar su vida a una noble causa. Cuando tenía veinte años de edad, decidió unirse al ejército. Eso tampoco le satisfizo, así que tomó una dirección muy diferente. Comenzó a participar en obras de caridad. Visitó hospitales, cuidó de los que no tenían a nadie para cuidar de ellos y donó dinero y ropa a los mendigos.

Un día, él estaba orando en la deteriorada iglesia de san Damián, cuando oyó una voz que le desafiaba a reconstruir la iglesia. Al principio, Francisco pensó que la voz se refería al propio edificio de san Damián, el cual necesitaba muy necesarias reparaciones. Tomó una tela del almacén de su padre y lo vendió para comprar materiales de construcción. Su padre estaba avergonzado por el cambio dramático en Francisco y le exigió que devuelva el dinero, incluso recurriendo al obispo para hacer entrar en razón a su hijo. El obispo explicó amablemente a Francisco que él no podía servir a Dios al tomar algo que no le pertenecía. Francisco se dio cuenta de que el mejor regalo que podía dar a Dios no era ninguna posesión, sino el regalo de su vida.

Francisco se vistió con ropa vieja y viajó por el campo a hacer trabajos manuales y a ayudar a los pobres. Se negó a poseer materiales para ser recordado por el amor de Dios y el cuidado de todo lo que ha creado. Francisco tenía un profundo respeto por la naturaleza y los animales. Compuso un himno de alabanza por la creación. Muchos de los amigos que habían compartido su extravagante estilo de vida anterior, estuvieron luego atraídos por el entusiasmo de Francisco por un estilo de vida sencillo. Algunos de ellos vendieron todas sus pertenencias y se fueron a vivir con Francisco. Una joven mujer llamada Clara pidió a Francisco que la ayudara a iniciar una comunidad de mujeres que querían vivir la drástica pobreza de Francisco y sus hermanos.

Casi al final de su vida, Francisco se puso muy enfermo y sufrió mucho. Sin embargo, él no se quejaba, ni quería que los hermanos le trataran de manera diferente porque estaba enfermo. Él acogió el sufrimiento como una manera de acercarse a Cristo. Murió rodeado de sus hermanos, quienes cantaron el famoso cántico que él había escrito en alabanza a toda la creación.

A medida que la Festividad de san Francisco de Asis se acerca, recordamos y celebramos a san Francisco como el santo patrón de la ecología. La encíclica Laudato Si' del papa Francisco: En el cuidado de la casa común, es nombrado del mismo cántico en alabanza de la creación, compuesta por san Francisco. Como católicos que reflexionamos sobre esta encíclica y sobre nuestro llamado a cuidar de la creación de Dios, podemos recordar la vida y las palabras de san Francisco de Asís. También podemos recordar que servir a Dios no significa necesariamente hacer grandes obras. Podemos servir a Dios al ser agradecidos por las cosas buenas que él nos ha dado. Así como Francisco, debemos buscar maneras de utilizar nuestros talentos al servicio de Dios y de los demás. Francisco se dio cuenta de que el mejor regalo que podemos dar a Dios es el regalo de nosotros mismos.

festividad-de-san-francisco-de-asis-actividad-750px.jpg

Descargar ahora

 

 

 

Image Source