Shop Now Login/Register View Quote View Cart
1.800.221.5175
Catechetical Programs
Christ In Us, Parish Edition Grades K - 6 View Details | Buy Now
Christ In Us, School Edition Grades K - 6 View Details | Buy Now
We Believe Catholic Identity, Parish Edition Grades K - 6 View Details | Buy Now
We Believe Catholic Identity, School Edition Grades K - 6 View Details | Buy Now
We Live Our Faith Catholic Identity Edition Grades 7 - 8 View Details | Buy Now
Our Catholic Faith Grades 4 - 6 View Details | Buy Now
One Faith, One Lord Grades 7 - Adult View Details | Buy Now
Discovering God Ages 3 - 5 View Details | Buy Now
God's Own Making Grades 4 - 8 View Details | Buy Now
Between You and Your Child Grades K - 8 View Details | Buy Now
Sacrament Programs
Core
Believe • Celebrate • Live Reconciliation Primary Ages 7 and 8 View Details | Buy Now
Believe • Celebrate • Live Eucharist Primary Ages 7 and 8 View Details | Buy Now
Believe • Celebrate • Live Confirmation Ages 12–15 View Details | Buy Now
Believe • Celebrate • Live Confirmation Restored Order Ages 7–9 View Details | Buy Now
Believe • Celebrate • Live Reconciliation and Eucharist Intermediate Ages 9 and 10 View Details | Buy Now
We Believe and Celebrate Baptism View Details | Buy Now
Supplemental
We Gather in Prayer Kit Grades K–Adult Buy Now
My Reconciliation and Prayer Book Ages 7–9 View Details | Buy Now
My Mass Book Ages 7–9 View Details | Buy Now
We Believe and Pray Grades 4–6 View Details | Buy Now
Catechetical Bilingual
Creemos Identidad católica Grades K–6 View Details | Buy Now
Vivimos nuestra fe Grades 7–8 View Details | Buy Now
Nuestra fe catolica Grades 4–6 View Details | Buy Now
Una sola fe, un solo Señor Grades 7–Adult View Details | Buy Now
Entre usted y sus hijos Buy Now
Sacrament Bilingual
Core
Creer • Celebrar • Vivir Reconiliación Primaria Ages 7 and 8 View Details | Buy Now
Creer • Celebrar • Vivir Eucaristia Primaria Ages 7 and 8 View Details | Buy Now
Creer • Celebrar • Vivir Confirmación Ages 12–15 View Details | Buy Now
Creer • Celebrar • Vivir Reconciliación y Eucharisita Intermedio Ages 9 and 10 View Details | Buy Now
Creer • Celebrar • Vivir Confirmación-Restauración del orden sacramental Ages 7–9 View Details | Buy Now
Creemos y celebramos Bautismo View Details | Buy Now
Supplemental
Mi Reconciliación y libro de oración Ages 7–9 View Details | Buy Now
Mi libro de la Misa Ages 7–9 View Details | Buy Now
Lifelong Learning
Bibles
The Compass Bible for Catholic Teens Buy Now
My Big Book of Catholic Bible Stories Buy Now
La Biblia católica para jóvenes Buy Now
Adult Resources
Everything About Parish Ministry I Wish I Had Known Buy Now
Becoming a Parish of Mercy Buy Now
The Wounded Body of Christ Buy Now
Missionary Discipleship Buy Now
Catechism
YOUCAT Youth Catechism of the Catholic Church Buy Now
Catechism of the Catholic Church Buy Now
United States Catholic Catechism for Adults Buy Now
General Directory of Catechesis Buy Now
National Directory of Catechesis Buy Now
YOUCAT: Catecismo Joven de la Iglesia Católica Buy Now
Catecismo Católica de los Estados Unidos para adultos Buy Now
Prayer Books
YOUCAT: The Youth Prayer Book Buy Now
Parent's Guide to Prayer Buy Now
Prayerbook for Catechists Buy Now
Sagrada Biblia: Dios Habla Hoy Buy Now
SR_Blog_Hero_Spa_Glass_1920x200

Junio 25, 2020 SP Recursos - Actividades, SP Recursos - Folletos, SP PD - Lideres, SP PD - Familias

Cómo las familias católicas pueden hacer que sea un verano lleno de fe

El verano está aquí. Después de una primavera desafiante, usted y las familias con las que trabaja podrían necesitar apoyo adicional para conectarse con su fe católica. ¡Ayude a las familias a mantenerse comprometidas con su fe católica este verano! En este artículo, los catequistas, los maestros y los padres encontrarán estrategias, sesiones para imprimir hojas de sugerencias y otros recursos gratuitos diseñados para ayudar a las familias a conectarse con su fe católica durante los meses de verano.

como-las-familias-catolicos-verano-lleno-de-fe

Los desafíos de las vacaciones de verano para las familias católicas

Durante el verano, el Hijo de Dios y el sol en el cielo compiten ferozmente. La Misa dominical se enfrenta a un nuevo conjunto de actividades extracurriculares divertidas y significativas. A menos que preparemos nuestros corazones y nuestras familias, el verano puede pasar rápidamente, y también nuestra relación con Dios.

Comience a apoyar a las familias católicas con la espiritualidad de verano al descargar y compartir el Kit de verano Familia y fe. Este kit gratuito incluye ocho sesiones que reunirán a las familias para hablar sobre su fe y las formas de vivirla. Cada sesión dará a las familias la oportunidad de:

  • Aprender sobre la vida llena de fe de un santo o una persona santa
  • Descubrir un aspecto único de lo que nos hace católicos
  • Reflexionar sobre las formas de vivir la fe como discípulos misioneros
  • Orar juntos y reflexionar sobre el amor de Dios

Cómo las familias católicas pueden hacer que sea un verano lleno de fe

Descargar ahora

Download Now

3 estrategias que ayudarán a las familias católicas a mantener la fe como prioridad este verano

Junto con los recursos para imprimir, las familias recibirán estrategias que les ayudará a mantener la fe como una prioridad durante el verano. Para garantizar que las familias católicas pasen el verano disfrutando del sol y del Hijo de Dios, ellas pueden:

  1. Practicar y cultivar la gratitud
  2. Compartir historias personales de fe
  3. Celebrar los sacramentos juntos

Estrategia 1: Practique y cultive la gratitud

Ser una familia de gratitud es fundamental para ser una familia de fe. La gratitud ordena nuestras vidas naturalmente cuando la practicamos. Nuestras prioridades se acomodan de manera saludable. Cuando nos centramos en la gratitud, Dios ocupa el primer lugar, ya que todo lo bueno proviene de Él. Asistir a la Misa dominical se vuelve importante por diferentes razones. Con la gratitud en mente, la iglesia es el lugar donde adoramos y agradecemos a Dios.

La gratitud comienza en nuestros corazones. Aunque suene extraño, comienza con el deseo de desear ser agradecido. Repito: para crecer en la gratitud, a veces necesitamos pedir a Dios el deseo de desear ser agradecidos. Para muchos de nosotros, por desgracia, la gratitud no es una actitud típica. A menudo nos centramos en lo que necesita arreglarse o corregirse, lo malo que debe rectificarse. La gratitud es algo que practicamos. Es un hábito… un buen hábito.

Ser una familia de gratitud es fundamental para ser una familia de fe.

El verano nos brinda muchas oportunidades para cultivar la gratitud en nuestras familias. Muchas de estas oportunidades se presentan de forma natural. No es necesario prepararse con antelación. Sin embargo, debemos ser conscientes de estas oportunidades naturales para la gracia y el crecimiento cuando se presenten.

catholic-families-summer-faith-gratitude-spPor ejemplo, una tarde, al ver a mis hijos jugar juntos en el trampolín y darme cuenta de que no se empujaban ni se tiraban del cabello, para variar, ni se saltaban encima, grité: “¡Los amo tanto, chicos! Gracias por jugar con educación”. Ellos sonrieron y se rieron un poco. Más tarde, tuvimos una merienda juntos alrededor de la mesa. Grace, mi hija de cuatro años, me dijo: "Gracias por esta comida, papi". Sonreí. Y pensé en lo contagiosa que es la gratitud. Unas pocas palabras de agradecimiento a mis hijos dieron como resultado algunas palabras de agradecimiento hacia mí. Me recordó pedir a los niños que agradecieran a Dios. Así que juntos oramos para bendecir la mesa.

Practicar la gratitud siendo conscientes de nuestras bendiciones es una excelente manera de estar conectados con Dios durante todo el verano. Descargue una hoja de consejos con tres ideas simples para que las familias practiquen la gratitud en la casa este verano o en cualquier época del año.

Estrategia 2: Comparta historias personales de fe

Los padres pueden y DEBEN ser los primeros y principales educadores religiosos de sus hijos.

A través de mis viajes y charlas, a menudo me encuentro con padres católicos bien intencionados que, por decirlo suavemente, tienen miedo de "enseñar" a sus hijos la fe católica. Pero la verdad es que todos los padres ya están equipados para compartir su fe en formas transformadoras. Todo comienza con estar en contacto y compartir su propia experiencia de Dios en su vida.

Muchos padres no se dan cuenta de que tienen historias de fe para contar a sus hijos. Las mamás y los papás no piensan ni hablan en el lenguaje de la fe muy a menudo. Muchos de nosotros recordaremos nuestras vidas en momentos de sorpresa, ayuda y buena fortuna, y pensaremos en lo afortunados que fuimos. Estos momentos fortuitos e infinidad de otros son momentos de Dios, ¡cada uno de ellos! Debido a que Dios existe y ha creado todas las cosas, hay poco o nada de espacio para el azar, aunque es cierto que no siempre entendemos por qué las cosas suceden de la forma en que suceden. Es una de esas preguntas que podemos hacer a Dios cuando lo veamos.

Todos los padres ya están equipados para compartir su fe de manera transformadora. Todo comienza con ponerse en contacto y compartir sus propias experiencias de Dios en sus vidas.

Cuando se trata de enseñar la fe en la casa, prefiero usar el lenguaje de "compartir la fe". La fe primero se experimenta y luego se describe y se repite en forma doctrinal. Muchos niños y adultos tienen experiencias profundas de fe, aunque carecen de las palabras para articularlas. Sienten la mano de lo Divino en sus vidas, pero pueden no sentirse cómodos al describir la experiencia.

REL_SP_DL_FaithSharingForParents_Thumb_@2X-1

Descargar Ahora

Download Now

Como las principales personas que comparten la fe, los padres tienen la capacidad de hacer tres cosas:

  1. Escuchar atentamente las historias y experiencias de los hijos para ayudarlos a identificar esos “momentos de Dios” o momentos de gracia en sus propias vidas.
  2. Reflexionar sobre su propia jornada de vida y el papel que Dios y la fe han desempeñado en ella.
  3. Compartir sus reflexiones con sus hijos.

Para aprender a expresar experiencias de la fe de manera más completa y auténtica, lea mi artículo completo aquí.

Descargue un libro electrónico con diez cosas simples que los padres deben y no deben hacer al compartir la fe, y que les ayuden a compartir la fe con sus hijos durante el verano o en cualquier época del año.

Estrategia 3: Celebren los sacramentos juntos

Las familias católicas pueden celebrar los sacramentos CORRECTAMENTE... ¡incluso durante los meses de verano! Ya sea que una familia tenga un hijo o seis hijos (¡como en mi caso!), pueden utilizar estrategias de adoración que ayuden a minimizar los desafíos y las distracciones que los padres suelen enfrentar cuando traen a los niños a la Misa y a los sacramentos.

Alabar correctamente en familia requiere algo de planificación y esfuerzo, pero la recompensa vale la pena. He visto a mis hijos evolucionar lentamente de no gustarles la Misa del domingo a resultarles indiferente, luego finalmente comenzar a gustarles un poco. ¡No es perfecto, pero es progreso!  Estas son tres cosas que nuestra familia ha descubierto por necesidad y experiencia que pueden ayudar a su familia a celebrar la Misa y los sacramentos juntos.

#1 Enfóquese en los demás

Primero, ayuda recordar que los sacramentos son celebraciones del amor de Dios por todo su pueblo, no solo por usted. Los sacramentos son encuentros especiales con Dios, quien nos da su gracia para que podamos amarlo a Él y a nuestro prójimo como a nosotros mismos —adivinó— con más gracia.

Recordar que los sacramentos están destinados a ofrecernos gracia para garantizar la curación y el fortalecimiento de nuestra familia y comunidad nos mantiene menos centrados en nosotros mismos y más centrados en los demás. Un buen mantra para tener presente antes y durante la Misa es: "Estoy aquí para recibir la gracia que necesito para servir a mi familia y a mi Iglesia". 

#2 Tómese el tiempo para prepararse

Segundo, celebrar correctamente los sacramentos significa tomarse el tiempo de prepararse para la celebración. Si sabe que será difícil prestar atención durante la Misa, tómese un tiempo para leer las lecturas del domingo con su esposa o toda su familia antes de la Misa. Analice las lecturas. Recuerde a los niños que pueden escuchar estas lecturas durante la Misa, lo que les ayudará a prestar atención a las palabras que se dicen y leen.

Es importante reconocer las dificultades que cada uno de ustedes enfrenta al asistir a la Misa. ¡La oración familiar es una excelente forma de hacerlo! Cuando ore en familia durante la semana, agregue a su lista de intenciones "prestar atención en la Misa", "aprovechar la Misa al máximo" o "disfrutar de la Misa juntos". Compartan entre ustedes lo que les ayudaría aprovechar la Misa al máximo.

#3 Proporcione recursos aptos para niños

Tercero, haga una pequeña inversión en una Biblia y una guía de la Misa para niños. Si tiene niños particularmente inquietos, como yo, estos y otros recursos aptos para niños pueden ser una excelente forma de mantenerlos involucrados en su relación con Dios sin ofrecerles una actividad alternativa que los distraiga de la Misa.

Ver imágenes de las historias de las Escrituras que están escuchando o seguir el orden de la Misa y rezar los ayudará a comprometerse y participar activamente en la Misa, lo que significa menos "shh" de los padres.

¿Quiere más consejos para alabar correctamente en familia? Descargue la Hoja de sugerencias  Tres formas de ayudar a su familia a alabar correctamente y úsela para prepararse para una gran experiencia dominical en la Misa este fin de semana.