Shop Now Login/Register View Quote View Cart
1.800.221.5175
Catechetical Programs
Christ In Us, Parish Edition Grades K - 6 View Details | Buy Now
Christ In Us, School Edition Grades K - 6 View Details | Buy Now
We Believe Catholic Identity, Parish Edition Grades K - 6 View Details | Buy Now
We Believe Catholic Identity, School Edition Grades K - 6 View Details | Buy Now
We Live Our Faith Catholic Identity Edition Grades 7 - 8 View Details | Buy Now
Our Catholic Faith Grades 4 - 6 View Details | Buy Now
One Faith, One Lord Grades 7 - Adult View Details | Buy Now
Discovering God Ages 3 - 5 View Details | Buy Now
God's Own Making Grades 4 - 8 View Details | Buy Now
Between You and Your Child Grades K - 8 View Details | Buy Now
Sacrament Programs
Core
Believe • Celebrate • Live Reconciliation Primary Ages 7 and 8 View Details | Buy Now
Believe • Celebrate • Live Eucharist Primary Ages 7 and 8 View Details | Buy Now
Believe • Celebrate • Live Confirmation Ages 12–15 View Details | Buy Now
Believe • Celebrate • Live Confirmation Restored Order Ages 7–9 View Details | Buy Now
Believe • Celebrate • Live Reconciliation and Eucharist Intermediate Ages 9 and 10 View Details | Buy Now
We Believe and Celebrate Baptism View Details | Buy Now
Supplemental
We Gather in Prayer Kit Grades K–Adult Buy Now
My Reconciliation and Prayer Book Ages 7–9 View Details | Buy Now
My Mass Book Ages 7–9 View Details | Buy Now
We Believe and Pray Grades 4–6 View Details | Buy Now
Catechetical Bilingual
Creemos Identidad católica Grades K–6 View Details | Buy Now
Vivimos nuestra fe Grades 7–8 View Details | Buy Now
Nuestra fe catolica Grades 4–6 View Details | Buy Now
Una sola fe, un solo Señor Grades 7–Adult View Details | Buy Now
Entre usted y sus hijos Buy Now
Sacrament Bilingual
Core
Creer • Celebrar • Vivir Reconciliación Primaria Ages 7 and 8 View Details | Buy Now
Creer • Celebrar • Vivir Eucaristía Primaria Ages 7 and 8 View Details | Buy Now
Creer • Celebrar • Vivir Confirmación Ages 12–15 View Details | Buy Now
Creer • Celebrar • Vivir Reconciliación y Eucaristía - Intermedio Ages 9 and 10 View Details | Buy Now
Creer • Celebrar • Vivir Confirmación-Restauración del orden sacramental Ages 7–9 View Details | Buy Now
Creemos y celebramos Bautismo View Details | Buy Now
Supplemental
Mi Reconciliación y libro de oración Ages 7–9 View Details | Buy Now
Mi libro de la Misa Ages 7–9 View Details | Buy Now
Lifelong Learning
Bibles
The Compass Bible for Catholic Teens Buy Now
My Big Book of Catholic Bible Stories Buy Now
La Biblia católica para jóvenes Buy Now
Adult Resources
Everything About Parish Ministry I Wish I Had Known Buy Now
Becoming a Parish of Mercy Buy Now
The Wounded Body of Christ Buy Now
Missionary Discipleship Buy Now
Catechism
YOUCAT Youth Catechism of the Catholic Church Buy Now
Catechism of the Catholic Church Buy Now
United States Catholic Catechism for Adults Buy Now
General Directory of Catechesis Buy Now
National Directory of Catechesis Buy Now
YOUCAT: Catecismo Joven de la Iglesia Católica Buy Now
The NEW Directory for Catechesis–Highlights and Summaries Buy Now
Directory For Catechesis (New Edition) Buy Now
Directory For Catechesis (Spanish New Edition) Buy Now
Prayer Books
YOUCAT: The Youth Prayer Book Buy Now
Parent's Guide to Prayer Buy Now
Prayerbook for Catechists Buy Now
Sagrada Biblia: Dios Habla Hoy Buy Now
SR_Blog_Hero_Spa_Glass_1920x200

Agosto 5, 2020 SP Catequesis - K-6, SP Catequesis - Secundaria, SP Recursos - Actividades, SP Temas - Santos, SP Temas - Catequesis

Celebración de los santos católicos en los días festivos de agosto

¡Inspire a los niños católicos y sus familias con las historias de santos y personas santas! ¡En este artículo, descubrirá biografías breves y actividades para imprimir gratuitas que se pueden utilizar para celebrar los días festivos populares de agosto! Ya sea en la casa o en el aula, estos recursos ayudarán a los niños a celebrar los días festivos de santo Domingo de Guzmán, santa Teresa Benedicta de la Cruz, san Alberto Hurtado Cruchaga, santa Mónica y san Agustín.

dias-festivos-de-agosta-santos-catolicos-para-celebrar-con-los-ninos

Actividades que se pueden imprimir para celebrar los días festivos de agosto

En cada mes del año, los católicos celebran a los santos. Los días festivos son una oportunidad para recordar e inspirarse en la vida de los santos, que son ejemplos de santidad para nosotros hoy en día. Lea y comparta estas breves biografías de algunos santos cuyos días festivos se celebran durante el mes de agosto. Los catequistas pueden compartir con sus estudiantes las siguientes actividades imprimibles para que las completen o puedan completarlas junto con sus familias. Aprender y celebrar la vida de los santos es una excelente manera para que las familias compartan y crezcan en su fe católica todos los días del año.

¡Descargue el Kit de recursos Santos católicos y sus festividades en agosto gratis! Este kit incluye todos los recursos que se muestran a continuación para que los imprima y utilice en la casa o en el aula.

Descargar ahora el Kit de recursos Santos católicos y sus festividades en agosto

Descargar ahora

Download Now

Santo Domingo de Guzmán

El 8 de agosto, la Iglesia celebra el día festivo de santo Domingo de Guzmán, quien nació alrededor del año 1170.

Descargue una actividad para celebrar el día festivo de santo Domingo el 8 de agosto. La actividad desafía a los niños a considerar formas en que la tecnología ha hecho posible que los seguidores modernos de Jesucristo lleguen a personas de todo el mundo, y los invita a diseñar un breve boletín en línea que relate una experiencia de fe reciente.

Actividades que se pueden imprimir para celebrar los días festivos de agosto - Santo Domingo de Guzmán

Descargar ahora

Download Now

La vida de santo Domingo de Guzmán

Durante la vida de santo Domingo, Europa estaba en un estado de guerra constante. Si los reinos de Europa no estaban en guerra unos contra otros, estaban librando guerras contra otras potencias. Los reinos musulmanes en el norte de África habían conquistado partes de España, por lo que los reyes españoles estaban preocupados por recuperar su territorio perdido. Otros reyes europeos levantaron ejércitos para luchar en las Cruzadas, guerras destinadas a reconquistar Tierra Santa del control no cristiano. 

Domingo era el hijo del noble Félix de Guzmán y de su esposa, Juana de Aza. La madre de Domingo era una mujer santa. Tenía la responsabilidad de cuidar a sus hijos y administrar el hogar. Pero siempre se hizo de tiempo para ayudar a los demás. Su fe en Dios afectó cada aspecto de su vida. Su ejemplo causó una impresión duradera en Domingo. 

Los padres de Domingo se aseguraron de que él estuviera bien educado en todas las materias, especialmente su fe. Su tío le enseñó durante siete años. Luego asistió a la universidad. Domingo disfrutaba aprendiendo sobre todas las materias, especialmente la música. ¡Era un buen cantante! Sin embargo, entendió que su fe no era solo otra materia de estudio, sino también una forma de vida. Cuando una hambruna golpeó el país, vendió su valiosa colección de libros y dio el dinero a los que sufrían. 

Domingo vivió durante una época en que las enseñanzas de la Iglesia Católica a menudo se malinterpretaban. Las creencias católicas no siempre fueron claras ni cuidadosamente enseñadas. Este fue un problema tal que el Papa hizo un llamado a los sacerdotes y monjes para que desempeñaran un papel más activo en la enseñanza de las personas acerca de su fe. El Papa Inocencio III convocó un Concilio de Letrán en Roma para dejar en claro la enseñanza de la Iglesia Católica. Se fundaron muchas órdenes religiosas de sacerdotes y monjas para ayudar a llevar a cabo los pronunciamientos del concilio.

Su obispo le pidió a Domingo que ayudara a explicar algunos de estos malentendidos. Una vez, Domingo se quedó despierto toda la noche con un posadero para discutir diferentes temas de la fe con él. Por la mañana, el posadero estaba convencido por la verdad de los argumentos de Domingo y pidió poder reconciliarse con la Iglesia.

 

Domingo vivió una vida austera. Dormía muy poco, generalmente en el suelo descubierto, y comía comidas sencillas. Pasó muchas horas rezando y estudiando. Quería estar preparado para contar a otros sobre las enseñanzas de Jesús. Cuando alguien le preguntó a Domingo por qué vivía de esta manera, él explicó que más personas se convencían con el ejemplo que con las palabras.

Santo Domingo mostró al mundo lo que significa ser un discípulo de Jesucristo. Reconoció que un discípulo está llamado a difundir las enseñanzas de Jesús a través de sus acciones y palabras.

Domingo observó la importancia de las mujeres en el trabajo de difundir la fe. Su propia madre había sido muy influyente en su propia vida y en su ciudad. Durante la oración, se inspiró para fundar una comunidad de monjas. Su convento se convirtió en un centro de educación e instrucción para las personas de la zona. Fue la primera de muchas comunidades que fundó Domingo.

Santo Domingo también comenzó una orden religiosa de sacerdotes llamada la Orden de Predicadores, ahora conocida como los Dominicos. Cuando Domingo comenzó a predicar e instruir a las personas sobre las enseñanzas de Jesús, todavía no era sacerdote. Una vez que se ordenó, hizo de la predicación su trabajo más importante. ¡Caminaba de pueblo en pueblo, a menudo descalzo para que sus zapatos duraran más! Muchos jóvenes se inspiraron en su ejemplo de lo que significa ser un discípulo de Jesucristo. Junto con Domingo, ellos dedicaron sus vidas a la obra de predicar el Evangelio. Domingo los envió a diferentes partes de Europa para continuar este trabajo de predicación.

Él vivió en el mismo tiempo que otro santo famoso, san Francisco de Asís. Se cree que ambos se conocieron. Los dos hombres fueron testigos de la fe en un momento difícil. Tomaron diferentes caminos para lograr su objetivo, pero vieron esto como prueba de que hay muchas maneras de vivir las enseñanzas de Cristo. 

Muchas personas importantes pidieron a Domingo que los ayudara: reyes, obispos y papas. Era bien conocido por su interesante estilo de predicación, generosidad y conocimiento. Domingo no quería ser famoso. Cuando estaba cerca del final de su vida, pidió que lo llevaran de vuelta para estar entre su comunidad de hermanos. Antes de morir, alentó a sus hermanos y prometió rezar por ellos.

Santo Domingo mostró al mundo lo que significa ser un discípulo de Jesucristo. Reconoció que un discípulo está llamado a difundir las enseñanzas de Jesús a través de sus acciones y palabras.

 

Santa Teresa Benedicta de la Cruz 

La Iglesia celebra el día festivo de santa Teresa Benedicta de la Cruz el 9 de agosto.

Descargue y comparta una actividad que se puede imprimir para niños católicos para celebrar el día festivo de santa Teresa Benedicta de la Cruz el 9 de agosto mediante el desarrollo de la empatía.

Actividades que se pueden imprimir para celebrar los días festivos de agosto - Santa Teresa Benedicta de la Cruz

Descargar ahora

Download Now

La vida de santa Teresa Benedicta de la Cruz

Edith nació en Breslavia, Alemania, el 12 de octubre de 1891; fue la menor de once hijos en una familia judía practicante. Cuando tenía dos años, su padre murió, dejando a su madre sola para cuidar a la familia. Cuando era adolescente, Edith dejó de practicar su fe y de rezar a Dios. Esto fue muy decepcionante para su madre.

Edith era una excelente estudiante a la que le encantaba leer y aprender. Buscó la verdad y el significado de la vida en sus estudios. Ella escribió un artículo sobre la empatía: comprender y compartir lo que otros sienten. Recibió un título universitario en filosofía, el estudio de la sabiduría, el conocimiento y el significado de la vida. Cuando comenzó la Primera Guerra Mundial, Edith se convirtió en enfermera. Ella atendió a soldados heridos en un hospital en Austria. Después de que terminó la guerra y el hospital cerró, ella volvió a sus estudios.

En 1921, cuando tenía treinta años, Edith leyó la historia de la vida de santa Teresa de Ávila. Se terminó el libro en una noche. Ella creía haber encontrado la verdad. Decidió volver a Dios y convertirse en católica. Fue bautizada en 1922. Más tarde se convirtió en una hermana carmelita y tomó el nombre de hermana Teresa Benedicta de la Cruz. Ella continuó estudiando, enseñando y escribiendo.

Teresa es un ejemplo de coraje en tiempos de gran dificultad y dedicación a la verdad que se encuentra en Cristo.

Mientras tanto, los nazis estaban llegando al poder en Alemania. Estaban persiguiendo a judíos. Cuando ya no era seguro para Teresa quedarse en Alemania, la comunidad carmelita la trasladó a Holanda. El poder de los nazis continuó creciendo, y Teresa fue capturada con su hermana, Rosa. Fueron llevadas a un campo de prisioneros y asesinadas una semana después. Antes de que Teresa muriera, trató de consolar a las personas que estaban con ella, especialmente a los niños. La Iglesia nombró a Teresa santa en 1998.

Teresa es un ejemplo de coraje en tiempos de gran dificultad y dedicación a la verdad que se encuentra en Cristo. Ella ayudó y cuidó a los que la rodeaban. Estaba dispuesta a morir por y con el pueblo judío. En el momento de su arresto, le dijo a su hermana, Rosa: "Ven, vamos por nuestra gente".

 

San Alberto Hurtado Cruchaga

La Iglesia celebra el día festivo de san Alberto Hurtado Cruchaga el 18 de agosto.

Descargue una actividad para imprimir en la que los niños elaboran una oración de petición sobre temas de justicia social, el tema central del trabajo de san Alberto Hurtado Cruchaga.

Actividades que se pueden imprimir para celebrar los días festivos de agosto - San Alberto Hurtado Cruchaga

Descargar ahora

Download Now

La vida de san Alberto Hurtado Cruchaga

Alberto Hurtado Cruchaga nació en Viña del Mar, Chile, el 22 de enero de 1901. Cuando solo tenía cuatro años, su padre murió. Su madre se vio obligada a vender su granja. Debido a que eran muy pobres, Alberto y su hermano fueron enviados a vivir con diferentes familiares, a menudo pasando de una familia a otra.

Alberto recibió una beca para una institución católica en Santiago, la capital de Chile. Quería convertirse en sacerdote, pero pospuso este sueño para poder mantener a su madre y a su hermano menor. Tuvo varios trabajos para mantenerlos, mientras estudiaba derecho y ayudaba a los pobres.

Finalmente, Alberto Hurtado Cruchaga pudo seguir su sueño de convertirse en sacerdote jesuita. Después de estudiar en Italia, España y Bélgica, se ordenó y regresó a Chile. Enseñó religión, dirigió retiros y alentó a otros en sus obras de caridad. En 1944, mientras dirigía un retiro para mujeres, pidió a las asistentes que consideraran cómo ayudar a las muchas personas pobres y sin hogar en la ciudad. Este fue el comienzo de una organización benéfica que se extendería por toda América del Sur. La llamó Hogar de Cristo. A los hombres, mujeres y niños que no tenían hogar se les ofrecía un lugar acogedor para vivir y asistencia con otras necesidades.

 

Alberto Hurtado Cruchaga sabía de primera mano lo que significaba ser pobre. Convirtió ese conocimiento en un ministerio que sirvió a quienes no tenían hogar u otros recursos.

Alberto también escribió libros y comenzó una revista que explicaba las enseñanzas de la Iglesia y creaba conciencia sobre los problemas de justicia social. Se le diagnosticó cáncer de páncreas y murió el 18 de agosto de 1952 a la edad de 51 años. Fue canonizado por el Papa Benedicto XVI en 2005.

Alberto Hurtado Cruchaga sabía de primera mano lo que significaba ser pobre. Convirtió ese conocimiento en un ministerio que sirvió a quienes no tenían hogar u otros recursos. Alberto centró su trabajo en su amor por Jesucristo. Trabajó incansablemente para recordar a las personas su responsabilidad de ayudar a los necesitados. Su caridad, Hogar de Cristo, todavía sirve a los pobres en la actualidad.

 

Santa Mónica y san Agustín  

La Iglesia celebra el día festivo de santa Mónica el 27 de agosto y el de su hijo, san Agustín de Hipona, el 28 de agosto.

Descargue una actividad para imprimir en la que los niños pueden elaborar y compartir una tarjeta de agradecimiento para sus madres u otros cuidadores.

Santa Mónica y san Agustín Actividades

Descargar ahora

Download Now

La vida de santa Mónica y san Agustín

Santa Mónica nació en el año 333 d. C. en una familia cristiana de clase media. Ella nació en Tagaste, África del Norte, en lo que ahora es Argelia. De joven, fue dada en matrimonio a un hombre mayor pagano llamado Patricio. Él tenía un temperamento incontrolado y maltrataba a Mónica. Ella dependía de su fe para mantenerse fuerte y tranquila. Con el tiempo, tanto el esposo de Mónica como su suegra se convirtieron a la fe cristiana. Tuvo al menos tres hijos (dos hijos y una hija). Su hijo más conocido es Agustín.

De joven, Agustín fue un estudioso talentoso. Se resistió al sacramento del Bautismo y eligió seguir el maniqueísmo, una filosofía casi cristiana que creía que el mundo era la creación de los poderes del mal, no de Dios. Mónica, sin embargo, nunca dejó de rezar por su conversión a la verdad del catolicismo. Después de años de oraciones de su madre, san Agustín respondió a la gracia de Dios y fue bautizado como cristiano a la edad de 33 años por su amigo y mentor, san Ambrosio, obispo de Milán, Italia. Poco después del bautismo de su hijo, Mónica murió. Su mayor esperanza se cumplió. 

San Agustín llegó a conocer y creer en Cristo después de años de vivir una vida pecaminosa. Reconoció que solo Dios podía hacer que su vida tuviera sentido.

Poco después de su bautismo, Agustín regresó a Tagaste. Reunió a un grupo de amigos que se apoyaban mutuamente para vivir su fe. En 391 se ordenó como sacerdote y cuatro años más tarde fue nombrado obispo de Hipona, una ciudad en el norte de África que estaba bajo el dominio de los romanos. Agustín se dedicó al cuidado espiritual de su pueblo, así como a la escritura. Todavía tenemos una vasta colección de su trabajo en la actualidad: 113 libros, 207 cartas y más de 500 sermones. Murió en 430 y, junto con su maestro, san Ambrosio, fue nombrado doctor de la Iglesia en 1298.

San Agustín llegó a conocer y creer en Cristo después de años de vivir una vida pecaminosa. Reconoció que solo Dios podía hacer que su vida tuviera sentido. San Agustín siempre estuvo agradecido por su madre, Mónica, especialmente por sus oraciones.

 

En resumen

Enseñar a los niños sobre los santos brinda ejemplos inspiradores del discipulado y son modelos para vivir su fe. ¡Los niños en su programa de educación religiosa pueden usar las actividades de este artículo en la casa o en el aula para celebrar los días festivos de los santos de agosto!

 

 

 

¿Necesita más ideas?

Santos populares para niños

Si le gustó aprender sobre estos santos, explore los recursos sobre santos de Sadlier para aprender sobre los santos y celebrar sus días festivos durante todo el año.