1.800.221.5175
Catechetical Programs
Christ In Us Grades K–6
Parish
School
Bilingual
We Believe, Catholic Identity Grades K–6
Parish
School
Bilingual
We Live Our Faith, Catholic Identity Grades 7–8
English
Bilingual
One Faith, One Lord Grades 7–Adult
English
Bilingual
Our Catholic Faith Grades 4–6
English
Bilingual
God’s Own Making
Grades 1–5
Discovering God
Ages 3–5
Between You and Your Child
English
Spanish
Catechetical Bilingual
Cristo en nosotros
Cursos 1–6
Creemos Identidad católica
Cursos K–6
Vivimos nuestra fe
Cursos 7–8
Nuestra fe católica
Cursos 4–6
Una sola fe, un solo Señor
Cursos 7–Adulto
Entre usted y sus hijos
Cursos K–8
Sacraments Programs
Believe • Celebrate • Live | Bilingual Edition Ages 7–15
Reconciliation Primary
Eucharist Primary
Reconciliation & Eucharist Intermediate
Confirmation Restored Order
Confirmation
We Believe and Celebrate
Baptism
Spanish Edition
Prayer Books
My Reconciliation and Prayer Book, Ages 7–9
Mi Reconciliación y libro de oración, Edades 7–9
My Mass Book, Ages 7–9
Mi libro de la Misa, Edades 7–9
We Believe and Pray, Grades 4–6
We Gather in Prayer Kit
Grades K–Adult
Sacraments Bilingual
Creer • Celebrar • Vivir Edades 7–15
Reconciliación Primaria
Eucaristía Primaria
Reconciliación y Eucaristía Intermedio
Confirmación Restauración del orden sacramental
Confirmación
Creemos y celebramos
Bautismo
Libros de oración
Mi Reconciliación y libro de oración, Edades 7–9
Mi libro de la Misa, Edades 7–9
Lifelong Learning
Bible Resources
The Compass Bible for Catholic Teens
My Big Book of Catholic Bible Stories
YOUCAT: Youth Catechism of the Catholic Church
YOUCAT: Catecismo Joven de la Iglesia Católica
YOUCAT: The Youth Prayer Book
La Biblia católica para jóvenes
Adult Resources
Everything About Parish Ministry I Wish I Had Known
Becoming a Parish of Mercy
The Wounded Body of Christ
Missionary Discipleship
Catechism
Directory for Catechesis (New Edition)
Directory for Catechesis (Spanish New Edition)
The NEW Directory for Catechesis—Highlights and Summaries
Catechism of the Catholic Church 2nd Edition
United States Catholic Catechism for Adults
General Directory for Catechesis
National Directory for Catechesis
SR_Blog_Hero_Spa_Glass_1920x200

Octubre 8, 2014 Creemos Temas Oracion, Creemos Para las Familias- Oraciones y reflexion, SP Recursos - Oracion, SP Temas - Oracion

El rosario

El rosario es una de las devociones católicas más antiguas. Surgió alrededor del año 800 en los monasterios como salterio de los laicos, que en su mayoría no sabían leer. Mientras que los monjes rezaban el salterio, los laicos rezaban 150 Padrenuestros, luego se agregaron 150 Avemarías. A estos se les añadieron meditaciones sobre la vida de Jesús y María, convirtiéndose aquellas en lo misterios del rosario. Así fue evolucionando hasta que los misterios fueron agrupados en tres grupos de cinco misterios cada uno, misterios gloriosos, gozosos y dolorosos. Luego, no hace mucho, el papa Juan Pablo II añadió otro grupo de misterios, los misterios de la luz.

 Rosario

El 7 de octubre la Iglesia celebra el día del Rosario, pero todo el mes es considerado el mes del Rosario. Recuerdo que de pequeña solíamos ir a la iglesia todas las tardes durante el mes de octubre a rezar el rosario. Algo que marcó en mi vida, en lo referente al rezo del rosario fue la visita del padre Peyton a mi país con su campaña “La familia que reza unida, permanece unida”. Con él íbamos de casa en casa a rezar el Rosario. Su amor por María era profundo y su confianza en el Rosario como oración eficaz no tenía límites.

Es común ver un rosario colgando en el espejo retrovisor de los carros, pero también últimamente, el rosario se ha popularizado como objeto de adorno. Vemos rosarios de oro, de plata, de perlas, de cristales, etc. adornando los cuellos de muchas personas, incluso no católicas que no saben cuál es el significado de la prenda que exhiben. Creo que María cuida de todas esas personas, aun cuando ellas no se percaten de ello. Pero, ¿cuál sería el resultado si todas esas personas que llevan un rosario en su cuello lo rezaran todos los días? Quizás tendríamos más paz en el mundo, menos hambre, más compasión, menos depresión, más solidaridad y mucho más.

Al rezar el Rosario nos aquietamos. El rezo monótono de las oraciones nos introduce en un estado de paz donde nos encomendamos a María, nuestra Madre y sentimos su apoyo y comprensión. Al meditar en algunos acontecimientos de la vida de Jesús y María aprendemos más sobre nuestra fe, nos acercamos más a Jesús y a María,  aprendemos a amarlos y conocer cuánto nos aman ellos.

Que hermoso sería si este mes de octubre empezáramos una nueva costumbre en nuestras familias; rezar juntos una década del rosario todos los días, no nos toma más de cinco minutos y nos puede dar horas de tranquilidad y paz en nuestros hogares. Como decía el padre Peyton: “Que nuestra madre y su Santo Hijo les bendiga”.

 Descargar Ahora

 

 

 

 

 

 

Dulce M. Jiménez Abreu